praga viajes
Diez Más

Defensa abierta a Nelson Vivas

En el último año y medio, Estudiantes achicó notoriamente su presupuesto y sin embargo elevó la cosecha de puntos. Los números respaldan al DT.


Foto: Prensa EDLP

“Prefiero que no luchemos el título durante un par de años y que terminemos el estadio”. Seguramente usted tenga un conocido pincha que haya pregonado ese discurso; un familiar, un amigo o quizás sea usted mismo. Ese, justamente, fue el plan de Estudiantes desde principios de 2016: disminuyó los gastos en el fútbol profesional y aceleró la obra de 1 y 57.

“La idea es bajar los fondos destinados al plantel superior y tratar de tener un equipo que, dentro de las posibilidades, sea competitivo”, expresó el presidente Juan Sebastián Verón en enero del año pasado. Pero el Pincha, sorpresivamente, se posicionó entre los mejores clubes de Argentina. Desde que asumió Vivas, finalizó 3° en el Torneo 2016 y se encuentra 6° en el Campeonato 2016/17. De 30 participantes, claro está.

En las últimas dos temporadas Estudiantes se desprendió, entre otros, de los siguientes futbolistas: Hilario Navarro, Leonardo Jara, Sebastián Domínguez, Álvaro Pereira, Leandro González Pirez, Luciano Acosta, Román Martínez, Juan Sánchez Miño, Diego Vera, Guido Carrillo, Gastón Fernández y Carlos Auzqui.

¿Qué tiene hoy Vivas a disposición? Principalmente tres grupos de jugadores: los veteranos, los chicos y algunos de edad intermedia que han sido descartados –curiosamente- por aquellas instituciones contra las que el Pincha continúa compitiendo de igual a igual (como Solari, Cavallaro y Viatri).

“Quedó afuera de la Libertadores en la fase de grupos”, le critican muchos hinchas al entrenador. Sí, es verdad; como también es cierto que él condujo el equipo hacia allí.

En sus últimos tres títulos, Estudiantes disfrutó de futbolistas que combinaron dos valores difíciles de encontrar mancomunados: jerarquía y plenitud. El mejor Verón, el mejor Braña, el mejor Boselli, el mejor Desábato, el mejor Pavone, el mejor Calderón, el mejor Enzo Pérez, el mejor Gastón Fernández integraron aquellos planteles y la lista sigue. Hoy no dispone de semejante material.

Con Vivas como director técnico, el Pincha disputó 55 partidos oficiales: ganó 29, empató 14 y perdió 12. ¿Porcentaje de puntos? 61,21 por ciento. Nada mal.

¿Qué pasó en el último año y medio? Mientras salió tercero y lucha por ingresar a una nueva Libertadores, Estudiantes avanzó –como nunca- en la construcción de su nuevo estadio.

¿Acaso no cometió errores el entrenador? Por supuesto que sí. Y dos de ellos costaron caro: Toledo debió ser titular ante Barcelona de Ecuador en La Plata y Ascacibar debió ser titular contra Atlético Nacional en Colombia.

¿Es una nota objetiva? No, en absoluto. Es una defensa abierta para un DT cuestionado, que supo elevar el nivel de un plantel a pesar de que la dirigencia achicó el presupuesto en un 40 por ciento.

Imposible determinar si Vivas se convertirá en un regular, buen, gran o excelente técnico. El futuro no llegó y vale juzgar lo que hizo hasta ahora: potenciar el equipo cuando la prioridad del club es otra. Ni más, ni menos.