praga viajes
Diez Más

La histeria en el fútbol

El psicólogo deportivo y director técnico de fútbol, Pablo Sucarrat, analiza la actualidad de un deporte contaminado.


Foto: Télam

Una alegría ayer nos dio la selección, cuando le ganó a Colombia por 3 (tres) tantos contra 0 (cero), pero esa alegría a la hora de plasmarla en una conferencia,  se trasformó en incertidumbre, cuando los jugadores de la selección decidieron no hablar más con la prensa.

Un capitán que hace un tiempo atrás quiso dejar la selección y se lo fue a buscar, una selección que sufrió el cambio de su cuerpo técnico, una dirigencia que deja mucho que desear.

Es una historia que se repite como en 1998, para la eliminatoria del mundial de Francia. La relación del periodismo con la Selección parece una novela, entre amor y odio. Sin embargo siempre sale el tema del antidoping, tema de adicción, dinero, etc.

Ahora esto genera malestares en cualquier planteles, donde lo más importante no se habla, que es hablar de fútbol. Los contextos cambian, pero las situaciones se repiten.

Qué nos pasa que nos peleamos, que somos irrespetuosos entre nosotros, y no son la mayoría, pero está y es parte de una realidad.

En nuestro país, se espera más la palabra de un jugador, que de un médico o un maestro. Tenemos que crecer culturalmente, sin lugar a duda.

Entender que el fútbol es un deporte, y que solo para pocos es un negocio, para otros es un sustento de su vida y para la mayoría es pasión.

Profesionalizar el fútbol creo, que también estamos todos incluidos, y poner cada cosa en su lugar. Cuánto ayudará que también nos respetemos todos en el mundo del fútbol, desintoxicarnos de tanto humo, e hipocresía. Y crecer como profesionales cada uno desde su lugar.

Construir un fútbol más realista, desde todo sentido. Buscar las herramientas de la sinceridad y la formación.