praga viajes
Diez Más

El fútbol y sus emociones

El psicólogo deportivo Pablo Sucarrat analiza el costado mental del deporte más popular de la Argentina.


Foto: goal.com

En el fútbol argentino cada fin de semana hay una serie de vivencias que dan para sentarse o recostarse en el diván y poder analizar.

En primer lugar quiero destacar que las emociones están tan presentes en el fútbol, como el mismo planteamiento táctico. El problema aparece cuando estas emociones se desbordan, de esa contención aparente tanto en el jugador como en los demás actores, llámense entrenadores o árbitros.

Estas emociones se activan en diferentes situaciones deportivas dentro de los 90 minutos, ya sea por los fallos arbitrales o por algún gol tempranero, llamado gol emocional, que hace y condiciona la situación del partido.

Todas estas vivencias se traducen en problemas, cuando este aspecto mental no es entrenado ni tenido en cuenta por dirigentes o cuerpos técnicos; se saben que están y aparecen, pero no lo abordan con psicólogos deportivos, sino que los dejan librados al azar. Es justamente el origen del caos emocional, no poder o querer entrenarlo con un profesional matriculado.

Un psicólogo en un plantel puede dar muchas herramientas a esta problemática y demanda natural en el fútbol de alta competencia. Esos momentos también donde las rachas negativas parecen ser eternas y los problemas aumentan. Un psicólogo con experiencia en el fútbol sobre todo, puede ser de mucha ayuda para los jugadores y entrenadores.

También cuando los promedios del descenso comienzan a acechar, los hinchas como los planteles comienzan a tener otro grado de emociones, y saben que cada partido lo vivencian de forma distinta, la ansiedad es mayor, así también como el miedo de perder la categoría, con todas las consecuencias que eso concierne.

Por último merece un capítulo aparte los clásicos, donde el aspecto mental se intensifica de una manera particular, y no importa cómo vengan los equipos. El clásico es un partido aparte, donde las vivencias son únicas, los jugadores y los hinchas lo saben perfectamente.

Los entrenadores sabrán que esa semana previa es especial, pero también cabe la pregunta, ¿quién se ocupa de potenciar el aspecto mental del plantel, manteniendo la ansiedad en un nivel óptimo para la competencia? El profesional idóneo es un psicólogo especializado en el deporte con experiencia en fútbol profesional. Porque no importa cuántos clásicos se haya jugado, cada clásico es único, y única es la vivencia psicológica del mismo.