praga viajes
Diez Más

Balance anual: espejados y en deuda

Estudiantes y Gimnasia completaron un año futbolístico negativo. No lograron sostener sus proyectos originales y no alcanzaron los resultados deseados.


Fotos: Prensa EDLP y Prensa GELP

En 2017, los equipos de La Plata estuvieron enlazados por la penuria. Recorrieron senderos similares y sus planes fracasaron. Si bien dos proyectos continúan erguidos y con crédito abierto (Bernardi/Soso), lo que exhibieron hasta ahora no se acerca a las expectativas.

Las cosechas de puntos durante este año (ambas por debajo del 55 por ciento) y las paupérrimas performances en las copas, dos argumentos contundentes para determinar –sin margen de error- que quedaron en deuda.

El Pincha comenzó con Nelson Vivas, luego fue el turno de Gustavo Matosas y lo finalizó con Lucas Bernardi. Tres entrenadores en once meses es demasiado y, paradójicamente, lo mejor se vio en el primer interinato de Leandro Benítez (tres triunfos en tres partidos, sin goles en contra). En síntesis: cambió demasiado y nunca encontró una línea de juego.

El Lobo tuvo dos técnicos confirmados en el cargo, pero saltó de Gustavo Alfaro a Mariano Soso (dos estilos antagónicos). Pasó de ser una estructura hermética a un equipo ofensivo pero permeable: en el primer semestre hacía y recibía pocos goles; ahora convierte muchos y le hacen más. Dos planes bien diversos, sin tiempo suficiente para asimilar.

Todo lo ilógico que es el fútbol en noventa minutos, tiene de lógico cuando se analizan procesos. Los proyectos a largo plazo casi siempre vulneran a los caprichos.

Estudiantes disputó 39 partidos, ganó menos de la mitad (18) y sumó el 52 por ciento de los puntos. “A mitad de año salió tercero”, dirá alguno, enojado con la crítica. Es tan cierto como que gran parte de esa campaña la forjó en 2016.

Los números de Gimnasia son, incluso, más mezquinos: jugó 31 encuentros, consiguió apenas 12 victorias y obtuvo el 43 por ciento de las unidades. “A principio de año tuvo su racha”, afirmará algún memorioso. Sí, es verdad: permaneció invicto en sus siete primeras presentaciones de 2017, con cinco éxitos y dos empates. El problema es que fue sólo eso, una racha.

Los desempeños en las copas directamente fueron misérrimos. Los dos quedaron eliminados de la Copa Argentina contra un elenco del Federal. Ambos fracasaron en el plano internacional: el Pincha no superó la fase de grupos de la Libertadores y después no logró hacerse fuerte en la Sudamericana (solamente venció a Nacional Potosí), mientras que el Lobo no sorteó la primera instancia de dicho certamen. La ilusión nunca se transformó en protagonismo.

El cierre de año, con derrotas y posiciones bajas en las posiciones, es un reflejo genuino de lo que exhibieron antes: cualitativamente flojo, cuantitativamente poco.

 

ESTADÍSTICAS 2017


Estudiantes

Partidos jugados: 39

Ganados: 18

Empatados: 7

Perdidos: 14

Porcentaje de puntos: 52,13


Gimnasia

Partidos jugados: 31

Ganados: 12

Empatados: 4

Perdidos: 15

Porcentaje de puntos: 43,01