praga viajes
Diez Más

Balance y reflexión

El año tenístico llegó a su fin. Es momento de balances y también de reflexiones.


2017 ha sido, un año en el cual el tenis argentino dio que hablar. Por un lado, la defensa de la conquista en Zagreb era un objetivo importante. Sin embargo, el equipo argentino de Copa Davis, se vio superado por Italia y eso que debió haber sido una fiesta del tenis, a pesar de la derrota, no fue más que una gran oportunidad perdida.

Por otro lado, aparecen logros individuales que se vuelven imposibles de ignorar. Sobre el final de la temporada Juan Martín Del Potro mostró, una vez más, por qué es el mejor tenista argentino de la actualidad. Quedó a un paso de disputar el Master ATP y terminó el año como número 11 del mundo.

Otro que dio que hablar y dejó con la boca abierta a más de uno es Diego Schwartzman. Demostró un nivel extraordinario y se metió entre los 25 mejores jugadores del mundo -alcanzando la mejor posición de su carrera- .

Por el lado de los juveniles, Axel Geller se quedó con el número 1 del mundo. El chico demostró mucho potencial y se hizo dueño de grandes logros en torneos Grand Slam como Wimbledon y US Open y en el Master de fin de año, donde fue finalista. Lo mismo sucede con Gustavo Fernández,  campeón del Abierto de Australia, primer Grand Slam del año, en tenis adaptado y número uno del mundo. Fernández es el primer campeón argentino y número uno del mundo en tenis adaptado.

Precisamente estos cuatro jugadores han sido seleccionados por el Círculo de Periodistas Deportivos para participar en las ternas a mejores deportistas del año y competir por los premios Olimpia que se entregarán hoy a partir de las 21:30hs. Sin duda eligieron a los mejores del año, cuatro jugadores que hicieron méritos suficientes como para ocupar ese lugar.

Sin embargo hay algo que me llama mucho la atención. Algo que seguramente no fue hecho con ánimo de ofender a nadie. Fernández no conforma la lista de tenistas, en donde sí figuran Del Potro, Schwartzman y Geller, sino que está integrando la terna de paralímpico. Ahí surge mi pregunta: ¿No es este hecho una manera de discriminar?

Desde ya que Fernández tiene capacidades diferentes, pero juega al tenis y su especialidad denominada tenis adaptado forma parte de la Asociación Argentina de Tenis, entidad madre del deporte. Si Axel Geller, un junior, que compite en una liga distinta a la profesional, está ternado al lado de Del Potro y Schwartzman, ¿por qué Fernández no?

Pensando en voz alta, se me ocurre que quizá le quieran dar el premio a dos tenistas y si todos están en la misma terna, ganará unos solo. Pero ese es el mal de todos los premios, no poder hacer una selección del mejor, y entonces empiezan a dividirse los deportes y aparecen fútbol internacional y fútbol local, por mencionar un ejemplo.

Pensemos un segundo y veamos si sacar a un tenista de la terna de tenis por el simple hecho de estar en silla de ruedas no es un acto discriminatorio. Los premios son así, y me parece bien que sean los periodistas quienes voten. Mi única duda es esa idea que ronda mi cabeza acerca de si poner a Fernández en la terna de paralímpicos no es discriminarlo. Aprovecho y digo quien, a mi parecer, ganará el oro: Gustavo Fernández.

¿Jugamos a ver quién será?