praga viajes
Diez Más

Chau 2015, gracias por tanto

Desde La Plata, un repaso de un año futbolístico en ebullición permanente. Repasá lo que sucedió en la ciudad, el país y el mundo.


Montaje fotográfico: Sergio Sandoval

Arrancó el 2015 y Cristiano Ronaldo se quedó con el Balón de Oro de la FIFA. Enseguida comenzaron las copas de verano en Argentina: Boca humilló a River (5-0) y el Pincha reaccionó ante el Lobo (1-3, 3-3 sobre la hora y triunfo por penales). A los pocos días, Estudiantes goleó a Independiente del Valle de Ecuador y se metió en la Copa Libertadores.

Llegó el inicio del polémico campeonato de 30 equipos. Rosario Central superó al Racing campeón (una señal del gran año Canalla), Gimnasia perdió con Defensa y Justicia (como siempre) y el León comenzó con todo (nueve puntos de nueve en el arranque).

La pelota también comenzó a rodar en el Ascenso. Villa San Carlos empató de local y Cambaceres perdió de visitante. Lo que no sabían a esa altura es que las pálidas continuarían.

En el primer clásico platense oficial de la temporada también celebró el León. Fue 3-1 en el Bosque. Luego de eso, Estudiantes se olvidó de ganar y Osvaldo le ofreció pasto a Desábato. La escena recorrió el mundo. Del otro lado, Troglio explotó de bronca con el golazo de Nacho a Chicago a segundos del final y al tiempo el Lobo comenzó una racha furiosa. Estuvo 13 sin perder.

Los entrenadores Martín Zuccarelli y Alejo Santa María se alejaron de Villa San Carlos y Cambaceres. Llegaron Ingrao y el Gato Gamberini. Cambiaron de técnico, pero no enderezaron su rumbo.

El Pincha titubeó en la Libertadores y Verón fue a fondo: afuera Pellegrino, adentro Milito. Victoria en Ecuador y pasaje a octavos de final. Ahí lo frenó Independiente Santa Fe, de enorme 2015 (campeón de la Sudamericana, su primer título internacional).

El superclásico vivió su trilogía: 2-0 para Boca en el plano local, 1-0 para River por la Copa y el gas pimienta en el tercero. Afuera el Xeneize, que había ganado los seis partidos del grupo. Luz verde para el Millonario, que se animaba a soñar.

Estalló el FIFA-Gate. Varios detenidos por soborno, fraude y lavado de dinero. Algunos escaparon y luego se entregaron. Meses después, nuevos acusados. ¡De la que zafaste Don Julio!

Copa América. Chile Campeón. No más palabras.

River puso su tercera chapita en la Libertadores. ¡Qué linda Copa! Le pelea a la Champions, que volvió a manos del Barcelona, que además festejó en España. En  Italia: Juventus. En Inglaterra: Chelsea. En Alemania: Bayern Múnich. En Francia: París Saint-Germain. En Holanda: para estar en el resumen que primero salga campeón del mundo. ¿La UEFA Europa League? Fue para el Sevilla, el equipo más ganador del certamen (con cuatro, todos en los últimos diez años).

Curuzú Cuatiá se quedó con el Apertura de la Liga Amateur Platense y sumó la cuarta estrella de su historia.

Tevez retornó a la Argentina y el Xeneize recuperó la sonrisa. Por acá, pegaron la vuelta la Gata Fernández y Fito Rinaudo. Andújar también, pero Milito insistió con Hilario (el principio del fin).

Llegó la Fecha 24, la de los clásicos. Estudiantes y Gimnasia empataron 1-1. También igualaron en Rosario y Santa Fe. Festejaron Boca, Independiente, Huracán y Banfield. El más importante, el de Aldosivi y Crucero del Norte, quedó para el Tiburón.

Volvieron los visitantes. En realidad es una forma de decir. Volvieron a medias. En algunos encuentros sí, en otros no. Raro, como todo en el fútbol argentino.

Finalmente, el equipo de Arruabarrena gritó campeón en el torneo de 30, el Canalla perdió la final de la Copa Argentina contra Ceballos, Racing celebró ante Independiente y se metió en la Libertadores, Huracán perdió la final de la Sudamericana y River hizo lo que pudo contra esa Selección del Mundo a la que apodan Barcelona.

Por estos pagos, Estudiantes clasificó a la Sudamericana, Gimnasia se quedó en la puerta por culpa del ilusionista Laverni, Villa San Carlos quedó penúltimo en la Primera B, Cambaceres salió último de la C, Everton mantuvo la categoría en el Federal B, mientras que ADIP festejó en el Clausura de la Liga. Milito se fue del Pincha y a Gamberini lo echaron sorpresivamente del Rojo de Ensenada. Troglio e Ingrao tambalearon, pero se quedaron. ¡El Lobo inauguró el Campus!

Elecciones en la AFA. Se habló durante meses. Votaron 75 asambleístas y hubo empate en 38. La palabra papelón queda chica. Ni a Fontanarrosa se le ocurrió algo semejante.

Un 2015 intenso; imposible recordar todo. ¡Qué se venga el 2016!